Binti, de Nnedi Okorafor

  • Vibrante obra de ciencia ficción desde un punto de vista poco habitual.
  • Ganadora del Premio Hugo de Novela Corta en 2016.

Detalle de la cubierta de Binti.

La ciencia ficción es un género maravilloso, ya que permite unir tanto una perspectiva tecnológica con otra social, un sueño de anticipación al que se une la visión única de cada autor. Teniendo en cuenta la dominación tradicional de la literatura de ciencia ficción por parte de varones blancos estadounidenses, obras como Binti suponen un soplo de aire fresco que nos recuerdan a la obra de Ursula K. Le Guin.

Nnedi Okorafor es estadounidense de origen nigeriano. Cada vez son más las mujeres que se apuntan a la ciencia ficción, pero incluso dentro de este pequeño grupo son pocas las que pueden aportar una perspectiva social y cultural diferente.

Eso se nota en Binti. Publicada por la editorial Crononauta, especializada en este tipo de ficción, esta novela corta, premiada con un Hugo y un Nébula, nada menos, brilla por el torrente de conceptos que nos lanza nada más empezar y que nos obliga a ser más receptivos de lo habitual.

La protagonista, Binti, pertenece a una tribu terrestre que no suele abandonar el planeta. Son excelentes matemáticos y expertos armonizadores. Pero Binti quiere ir más allá y, cuando se le ofrece la posibilidad de acudir a la Universidad Omza Uni -la mejor de la galaxia-, decide abandonar su tierra y a su familia para lanzarse a la aventura.

Binti se lleva todas sus tradiciones con ella, todo un bagaje cultural milenario que es muy diferente al del resto de terrestres. Por no hablar de su color de piel, muy diferente del resto de pálidos moradores del planeta. Eso y sus largas rastas bien embadurnadas de arcilla y aceites aromáticos.

El punto principal de la novela es el del contacto con una especie alienígena, unas extrañas medusas sentientes, con las que tendrá que llegar a entenderse si no quiere acabar muerta. Eso se une a la sensación de desarraigo y la necesidad de encajar en entornos donde no se siente especialmente bienvenida.

La novela recuerda en ocasiones a la obra de la gran Le Guin, con retazos ocasionales de otra autora multipremiada, como es Lois McMaster Bujold. La perspectiva fresca de Okorafor hace que el libro se lea a toda velocidad. Afortunadamente, hay una secuela: Hogar. Esperemos que la serie siga hacia delante y la autora decida apostar por una narrativa un poco más larga.

Powered by WPeMatico

Adult Coloring Books

AdSense