Cosas que puedes regalar a tu padre escritor y que te saldrán gratis

  • ¿Te ha tocado un padre aficionado a las letras?
  • Aprovecha el Día del Padre para empezar a ayudarle un poco.

Escritorio con ordenador, cuaderno y café.

La escritura, cuando ataca con fuerza, puede acabar convirtiéndose en una forma de vida. Si tu padre es de esos infectados por el virus de la literatura mostrará algunos síntomas claros: se quedará hasta tarde escribiendo cuando todo el mundo duerme, se pasará días hablando consigo mismo en busca de un diálogo perfecto y es posible que lo sorprendas leyendo libros sobre temas tan dispares como historia, química, legislación, armas de fuego o cuentos de hadas.

Si ese es el caso, no hay mejor regalo para tu padre que ayudarle en su afición. Para eso puedes hacer varias cosas que te saldrán gratis y seguro que te sirven para ganar unos cuantos puntos en casa. Está claro que estos consejos valen tanto para padres como para madres escritoras.

No le molestes cuando escribe.

Si alguna vez te has preguntado la razón de que tu padre espere hasta última hora de la noche para ponerse a escribir, la razón es que es muy difícil concentrarse con todo el mundo alrededor haciendo ruido, preguntando cosas y entrando y saliendo de la habitación. Así que tu padre agradecerá si le dejáis una hora libre al día para que pueda trabajar.

Haz parte de sus tareas.

Esto complementa el punto anterior. Si ves que tu padre va muy liado y no va a poder escribir, sal a tender la ropa, baja a tirar la basura o cambia esa bombilla fundida que lleva ahí toda la semana. En realidad, el mejor regalo que le puedes hacer a un padre escritor es tiempo.

Interésate por sus historias.

Una de las cosas que más puede ayudar a un escritor es hablar en voz alta de lo que está escribiendo. Cuanto más se explique mejor construirá el discurso, se dará cuenta de los posibles errores y su cerebro será capaz de hacer nuevas conexiones. Es decir, que, si dejas que te dé un poco la tabarra, le ayudarás a pulir su novela.

Puedes ser su mejor lector.

No siempre vas a ser el público objetivo de lo que tu padre escriba. Depende de muchos factores, y uno de ellos es, seguramente, la edad. Pero, si se da el caso, podrías darle una opinión fresca sobre su manuscrito. Conseguir lectores cero es complicado, requiere de una gran confianza. Qué mejor regalo que interesarte por su obra e incluso ayudar en el proceso de creación.

Powered by WPeMatico

AdSense