Cuando Marcel Proust pagó para que elogiaran su obra autoeditada

AdSense

  • El autor francés contrató comentarios elogiosos.
  • La verdad ha salido a la luz en unas cartas privadas.
Retrato de Proust por Jacques Emile Blanche.

Marcel Proust. Nombre clave de las letras francesas. Autor de la monumental En busca del tiempo perdido. Pero su camino al olimpo de la literatura siguió unos cauces que hoy llamarían la atención. Proust era una persona de familia adinerada, que se arriesgó para publicar pagando de su propio bolsillo, como hizo con Por el camino de Swann, que fue rechazada por varias editoriales. Sin embargo, Proust fue un poco más allá, como se ha descubierto recientemente, pagando por críticas favorables.

Así es. Proust escribió él mismo unas reseñas sobre su propia novela, se las pasó a su editor para que no hubiera rastro que le conectara con ellas, y de allí llegaron a diarios tan importantes como Le Figaro. Pagó 300 francos de la época, más de 1.000 euros actuales, para esa publicación, aunque se calcula que llegó a gastar más del doble sumando otras revistas y periódicos.

¿Cómo se ha averiguado todo esto? Pues bien, todo aparece escrito en unas cartas de Proust que han aparecido dentro de una rara copia de Por el camino de Swann, valorada en casi medio millón de euros y que será subastada próximamente en la sucursal de Sotheby’s en París. Ahí se detalla la operación orquestada por Proust, probablemente en bata y en la cama, como le gustaba trabajar al autor francés.

Esta inversión en publicidad encubierta no era por gusto. Proust había pagado la edición de la novela y, pese a que tenía bastante dinero, tenía que recuperar algo de dinero. Las primeras críticas recibidas habían sido muy malas, y tuvo que esperar unos meses antes de encontrar apoyos dentro de la crítica. Sus reseñas positivas hicieron que el libro lograra mantenerse a flote.

Imaginad si pasamos esto a nuestro presente. Un joven autor con dinero que se autoedita un libro y más tarde paga a otros para le pongan 5 estrellas en Amazon y dejen comentarios elogiosos para aumentar las ventas y así poder sacar la continuación. Pues bien, esa es la historia del nacimiento de En busca del tiempo perdido.

La compra de reseñas y críticas no es un fenómeno moderno, por supuesto, ha pasado desde siempre. Pero quizá Proust sea el primer ejemplo de cómo un autor pudo llegar a lo más alto y publicar una obra hoy considerada básica en la historia de la literatura, partiendo de la autoedición y el engaño.

Vía: The Guardian

Alfredo Álamo

en

(Valencia, 1975) escribe bordeando territorios fronterizos, entre sombras y engranajes, siempre en terreno de sueños que a veces se convierten en pesadillas. Actualmente es el Coordinador de la red social Lecturalia al mismo tiempo que sigue su carrera literaria.

Powered by WPeMatico

eBay