Stanley G. Payne: «Las críticas a este país han venido siempre de los españoles»

AdSense

Stanley G. Payne, en una fotografía de archivo
Stanley G. Payne, en una fotografía de archivo – Ángel de Antonio

El hispanista publica «En defensa de España» (Espasa, 2017), una obra en la que desmonta la leyenda negra que envuelve la historia de nuestro país

Actualizado:

Una cita atribuida a Napoleón Bonaparte afirma que los hechos acaecidos en el pasado no son más que una fábula aceptada. Un relato ficticio que se da por bueno sin rechistar. Escuchar a Stanley G. Payne corrobora en parte esta triste afirmación. Al menos en lo que a nuestro país se refiere. Y es que, el catedrático emérito de Historia en la Universidad de Wisconsin-Madison es partidario de que la imagen de España se ha forjado en base a los estereotipos que han generalizado naciones derrotadas y rencorosas como Inglaterra. Por ello, acaba de publicar «En defensa de España» (Espasa, 2017). Para demostrar (por ejemplo) que, aunque el Imperio en el que no se ponía el sol desapareció, fue también ejemplo de prosperidad y estabilidad durante más de tres siglos. O para dejar claro que, por mucho que el independentismo hable de falacias como los Países Catalanes, la realidad es bien distinta.

Payne, prolífico autor especializado en la Guerra Civil y el período franquista («El colapso de la República» o «Franco. Biografía personal y política» son solo dos ejemplos de ello), se atreve en este caso a retroceder hasta el siglo III a. C. La época en la que los cartagineses arribaron a la Península. Desde ese punto de partida repasa la historia de España destrozando, página tras página, los falsos mitos que se han generado en torno a ella. Una leyenda negra que, como bien señala en la obra, se sustenta en «el cliché, la simplificación, el reduccionismo y el maniqueísmo». Usando como armas los datos y la pluma, el estadounidense rompe también estereotipos al demostrar que España, considerada atrasada en el siglo XIX, fue capaz de elaborar la Constitución de 1812, «más juiciosa y razonable que cualquiera de las redactadas durante la época revolucionaria francesa».

La obra (galardonada con el XXXIV Premio Espasa 2017) no puede estar más de actualidad. Al fin y al cabo, en ella se explican también conceptos como el de «nación española» y se recuerda que el clima de desconsuelo que muchos partidos han usado para alzarse políticamente no es nuevo, sino que empezó a fraguarse en 1898. El mismo año en el que Estados Unidos acabó con las últimas colonias castizas de ultramar y (a base de propaganda) logró convencer a los habitantes de la Península de que el desastre se cernía sobre ellos. Eso, a pesar de que el país avanzaba a un buen ritmo y aquellos territorios no eran más que una carga económica y militar para el gobierno. Y es que, según Payne, la culpa de la generalización de la leyenda negra no la tienen únicamente los que se esforzaron en crearla, sino también los mismos españoles, «los primeros en creerse estos estereotipos».

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación, adaptarse a sus preferencias y realizar labores analíticas.
Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies.

Powered by WPeMatico

eBay